Mayo, tiempo de comuniones y contrastes climáticos. Ideal para el BTT.

Buenas amigos:

Nos encontramos en el meridiano del mes de Mayo, típico por ser periodo de comuniones (raro es que no tengas familiar o amigo, que no celebre estos días dicho acto religioso de tanto arraigo cultural) y de contrastes climáticos, porque en dos semanas hemos pasado de primavera a unos días invernales, granizada y nevada incluida, para cambiar de golpe a verano, y luego regresar a un tiempo más primaveral. Aunque se avecina otro cambio, por eso el dicho de “hasta el 40 de mayo, no te quites el sayo”

En fín, en mi caso no ha sido un fin de semana de mucho ciclismo, aunque amigos como los Postales, Piratilla, etc hayan estado en la famosa y cada año más abarrotada prueba de BTT de los 101 de Ronda y la Legión.

El domingo si haríamos una breve salida de montaña en una mañana nublada y fresquita, por nuestro tradicional circuito de montequemao en la pista de Enix, ideal para las salidas cortas, ya sean entrenamientos de diario como cuando tienes que estar pronto en casa, ya que en escasas dos horas puedes estar de nuevo en el hogar, gracias a la facilidad de coger terreno de montaña muy cerca del núcleo urbano, facilitando el disfrute de la bicicleta de montaña sin largos traslados.

Haríamos la salida no programada, dos compañeros de Ciclismo-Almería, J. Gabriel y Yo.

Comenzamos como nos gusta, por las dos primeras vereas, a un ritmo alegre, aunque a J.Gabriel le cueste esta parte técnica. Al salir de la primera verea, J. Gabriel se marcharía por la pista, con un “para ti” dejándome solo afrontar la segunda verea, por la cual conforme avanzaba le seguía con la vista por la pista a mi derecha. Hasta que nos encontramos en la pista de nuevo.

J.Gabriel, es un ciclista explosivo, y con resistencia en largas subidas, pero como el terreno de la peseta no lo domina como subir a las antenas de Sierra Alhamilla, le fuí haciendo ataques a lo largo de toda la pista, con algunos tramos largos en plato grande, con idea de ir desgastandolo, hasta llegar al cortijo fuente la Higuera.

Así cuando en las ultimas curvas anteriores al cortijo, creía tenerlo en el bote, lance mi ultimo ataque en plato, durante poco menos de 1 km, pero para mi sorpresa en esta ocasión, aguantó bien, me paso y la estrategia de desgaste acabé pagandola yo. Jejeje que bonito es este deporte, con las pinceladas de disfrute y sufrimiento que conlleva.

Desde el cortijo nos dirigiríamos hacia el montequemao, el circuito, que estaba impresionante con todas las colinas de los alrededores, verdes, pasando la bici por las sendas donde había huella, solo pasaba una rueda, dejando entre los pedales, vegetación autóctona al paso como si fuesen inmensos campos de trigo. Recordándome la película de Gladiador cuando pasa las manos por los cereales, en los campos de Hispania.

Y es que tenemos una tierra que enamora!

Saludos,

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s